Si entendemos el liderazgo personal como agarrar las riendas de nuestras propias experiencias, de nuestras decisiones, de nuestra forma de relacionarnos personal y profesionalmente, descubriremos rápidamente un gran enemigo: la Tecnología.

La reflexión de hoy llega por un vídeo, que podéis ver a continuación de este texto. Nos hace ver como I-Pod, I-Pad, I-Phone, self, … son, todas ellas palabras egocéntricas, basadas en el «Yo» ( «I» en inglés). Y por tanto, alejadas del liderazgo como siempre lo hemos entendido en la Escuela de Liderazgo: generoso, orientado a los demás, transformacional. Yendo un poco más allá, la forma en que solemos utilizar la tecnología nos aleja también de nuestro propio liderazgo: perder horas de sueño para terminar de ver una serie en la tablet, perder horas de trabajo para estar en el ordenador pendientes de las redes sociales, dejar de estudiar un examen para poder contestar los whatsapp que nos llegan …

El líder de hoy debe ser consciente de los riesgos de la tecnología. De cómo esta le aleja de la plenitud personal.

Y saber decir «no» a los excesos.

 

 

(Publicado originalmente en el blog de la Escuela de Liderazgo Social de Catalunya)